Tanzania

“VACAS DE CRÉDITO” – CON PEQUEÑOS PRÉSTAMOS HACIA EL FUTURO

Tanzania es un país pacificador y pionero en su región: casi un millón de refugiados de los países vecinos fueron por el país. El país también ha duplicado el ingreso per cápita de sus ciudadanos en la última década. Sin embargo, Tanzania es uno de los países más pobres del mundo. Aquí es exactamente donde Kolping entra en acción y ayuda a las Familias Kolping locales a ganarse la vida.

Kolping in situ

 

Con la fundación de la Asociación Nacional de Tanzania en 1991 comenzó el trabajo de Kolping en el país. Kolping trabaja desde hace más de 20 años en Tanzania con diversas actividades centrales y, junto con 12.736  miembros de las 378 Familias Kolping, muestra perspectivas de futuro. ¿Cómo lo conseguimos exactamente? A través de nuestro compromiso en las siguientes áreas, Kolping fortalece las posibilidades de una vida mejor:

FORMACIÓN

DESARROLLO RURAL

MICROCRÉDITOS

AGUA

El éxito llegó con el compost

 

“Vacas de crédito – éste es el nombre del programa que ayudó a la familia Mukebita a salir de la pobreza. La familia vive en la diócesis de Bukoba y es miembro de una Familia Kolping. Después de que Richard Celestine Mukebita y su esposa Domina Richard con sus siete hijos apenas pudieran sostenerse con la agricultura, recibieron dos “vacas de crédito”, como las Familias Kolping llaman a las vacas lecheras del programa de ganado lechero. Hoy la familia está bien: además de la leche, las vacas también dan estiércol, que es muy adecuado para el compostaje. Esto hace que el suelo sea mucho más fértil, y la cosecha ahora alimenta a toda la familia. El primer ternero se transmite a otra Familia Kolping. Así los Mukebitas pagan su préstamo y dan a sus hijos una infancia sin preocupaciones.

 

“Antes de entrar al grupo, ni siquiera podía cosechar un manojo de plátanos de mi campo. Desde 2010, he podido cosechar unos seis manojos al mes que pesan entre 60 y 80 kilos. También tengo otras plantas como frijoles, mandioca y batatas que cultivo juntos con los plátanos. Gracias al compost, las verduras también crecen mejor, y la seguridad alimentaria de mi familia ya no es un problema. Lo que me sobra lo puedo vender y así generar más ingresos. Además, podemos pagar los gastos médicos y las cuotas escolares de nuestros hijos. Planeamos construir una casa mejor en unos años”.

Kolping hace un gran trabajo junto con las Familias Kolping: Además de cursos de formación, microcréditos y proyectos de agua, también se apoya a los huérfanos del SIDA. Esto da a los miembros Kolping la oportunidad de construir una buena existencia por sí mismos.

Más informaciones

No dude en ponerse en contacto: spenden@kolping.net

Información actualizada de Tanzania:

www.kolpingtanzania.or.tz