Proyecto en foco

Malawi: Salir de la pobreza con cabras y pollos

Unas cuantas cabras o media docena de pollos: los pequeños animales ayudan a la sostenibilidad. La leche y los huevos se ponen en la mesa, y lo que los animales dejan abona los suelos áridos.

Los animales son una gran bendición para las familias campesinas pobres. Aportan alimento, y el valioso abono permite que florezcan los cultivos en los campos. Lo que no se consume aporta un pequeño ingreso adicional. El cuidado de los animales es tradicionalmente un trabajo de mujeres, que además son las que gestionan los ingresos. Con frecuencia, se financian los gastos escolares, los libros y los uniformes de los niños, algo casi inalcanzable sin los ingresos adicionales. También es importante contar con un fondo para medicamentos o una visita al médico.

Los “nuevos criadores” no se quedan solos con sus animales: KOLPING les ayuda con la formación sobre el cuidado de los animales y la agricultura eficiente, y los veterinarios supervisan regularmente la salud de los animales. La cría de animales es siempre el proyecto conjunto de una Familia Kolping. La primera cabrita, los primeros pollos son tradicionalmente entregados a otros. Aquí se pone en práctica el principio Kolping: los individuos sólo pueden ir bien si toda la comunidad va bien.

Con su donación puede ayudar a que más familias tengan animales. Con solamente 80 euros, una familia puede recibir dos cabras.

Palabra clave: “PFO Kleinvieh Malawi”

KOLPING INTERNATIONAL Cooperation e.V.

DKM Darlehnskasse Münster
IBAN DE74 4006 0265 0001 3135 00
BIC: GENODEM1DKM

ALTRUJA-PAGE-EKB8