Proyecto en foco

Salir de la pobreza con pequeños créditos

A veces, incluso una pequeña ayuda financiera inicial es suficiente para que las personas puedan crear sus propios sustentos y alimentar a sus familias de forma sostenible con sus propios recursos.

Con la ayuda de un pequeño crédito de Kolping, Sandra Castellanos (58 años) se convirtió en una exitosa productora de pasta de frijol. Al principio, la hondureña cocinaba el «Frijolito», rico en nutrientes, sólo para su propia familia. Se corrió la voz sobre la calidad y el sabor de su frijolito. Recibió consultas de sus vecinos en su barrio y el número de clientes potenciales aumentó. Así es como a Sandra se le ocurrió convertir la venta de frijolito en un negocio.

¡La idea se convirtió en acción! Con un crédito, Sandra y su marido Daniel compraron un molino para moler los granos, un pequeño silo para almacenarlos y un depósito de agua. «Kolping fue una bendición para nosotros, porque con esta ayuda pudimos expandir el negocio». En Kolping también recibió una formación: «Allí aprendí a elaborar un plan de negocio y a hacer cálculos». Actualmente, Sandra suministra a pequeños comercios de la ciudad y a clientes privados, y el negocio sigue creciendo. Al igual que Sandra, muchas personas de todo el mundo esperan todavía la oportunidad de iniciar su propio negocio con un microcrédito.

Un microcrédito cambia la vida de una familia para mejor, incluyendo la vida futura de sus hijos. ¡Usted puede ayudar con su donación! Sólo 80 euros son una importante contribución a un microcrédito que asegura el sustento de una familia.

Palabra clave: “PFO-microcréditos“

KOLPING INTERNATIONAL Cooperation e.V.

DKM Darlehnskasse Münster
IBAN DE74 4006 0265 0001 3135 00
BIC: GENODEM1DKM

ALTRUJA-PAGE-EKB8