El Salvador

Kolping está comprometido con la educación y el progreso.

El país más pequeño de América Central es también el más densamente poblado. Localizado en una región montañosa, El Salvador tiene tierras agrícolas limitadas, casi no tiene materias primas e industria; una gran parte de los bienes necesarios debe ser importada. También El Salvador se caracteriza por un nivel extremadamente alto de violencia interpersonal. Después de todo, en los últimos años se han adoptado políticas y estrategias nacionales para la promoción de la juventud y la prevención de la violencia.

Kolping in situ

 

Los comienzos de Kolping El Salvador están en Vancouver, Canadá. Desde 2009 la Familia Kolping de Vancouver ha aceptado a muchos nuevos miembros de El Salvador. Debido a las relaciones familiares con El Salvador, se desarrollaron una Familia Kolping y un grupo de jóvenes Kolping en la ciudad de Jucuarán, que hoy en día se forman en seminarios informativos y educativos. La fuerza motriz detrás de las actividades es el Padre Herman Montoya.

Verbandsarbeit

En curso con red, cacao y café.

 

“La Familia Kolping de Jucuarán nació del deseo de ayudar a los jóvenes y niños del pueblo. La Familia Kolping de Vancouver nos apoyó en nuestros primeros pasos. Empezamos con un pequeño cibercafé donde se impartían cursos de inglés y computación. Nuestro sueño era fundar un jardín de infancia y luego construir una escuela católica llamada “Adolfo Kolping”. Así, muchos niños necesitados de nuestro pueblo Jucuarán deberían recibir una formación integral.

¡Nuestro sueño se está haciendo realidad poco a poco! Nos hemos unido con varios grupos que tienen el mismo objetivo para este pueblo. Y ahora tenemos un vivero donde hemos cultivado casi 37.000 plantas de café y 25.000 plantas de cacao. La Familia Kolping de Jucuarán fue la fuerza motriz detrás de esta acción”.

 

Más informaciones

No dude en ponerse en contacto: spenden@kolping.net